martes, 1 de julio de 2014

Y los Mariachis callaron.... México de regreso a casa!

Palpitar México... El sentir noticioso y del entretenimiento mexicano en la red.         

Y los Mariachis callaron.... México de regreso a casa!
Por Jorge Herrera-Monroy

Una a una se han ido apagando las luces de la euforia, la pasión y las esperanzas latinoamericanas mundialistas. Primero fueron las de Honduras y Ecuador, luego Uruguay, y dramáticamente este fin de semana Chile y México. Pero el caso de México es de anécdota, por la forma como se dieron los hechos. Desde su vergonzosa eliminación de la etapa de grupos de la Concacaf y que nos llevó a la desesperada clasificación en el repechaje ante Nueva Zelanda bajo el mando del técnico Miguel Herrera que permitió la clasificación al mundial hasta su eliminación del mismo este domingo.
En la nueva era, el "Piojo" Herrera devolvió ese espíritu guerrero al TRI y a la afición. Volver ha creer en combinado nacional no fue fácil, pero poco a poco se fue haciendo costumbre, las victorias en los partidos amistosos previos al mundial 2014, pesaron más que las últimas derrotas.

La llegada a Brasil y la hora de la verdad impregnaron al seleccionado mexicano de buenos augurios. Un primero resultado, uno a cero ante Camerún, hizo soñar. El empate a cero ante el Brasil fortaleció a las fuerzas de Miguel "Piojo" Herrera y acrecentó la leyenda del Memo Ochoa, pero la victoria ante Croacia tres a uno explotó la fe mexicana y abrió la antesala de los cuartos de final y el tan anhelado quinto partido, pero antes había que derrotar a Holanda, y casi se logra  hasta que en el minuto 87 los mariachis callaron.  
Domingo... cargado de euforia
Las circunstancias del futbol marcaron el domingo 29 de junio como el día "V". En las mentes de los mexicanos se alojaba pensamientos positivos de victoria, pero también, esos que no hacen bien, los negativos llenos de temor e incertidumbre por la posible derrota. El pasado comenzó su efecto devastado y se volvió a cumplir. "El ya merito" se asomaba inquisitivo pero podía más la euforia colectiva y el grito interno "Si se puede". 
El rival, Holanda, se mostraba fuerte, vigoroso, peligroso y ambicioso. Sus antecedentes eran contundentes: subcampeones del mundo Sudáfrica 2010; verdugo por goleada a España 5 a 1, dramática victoria ante Australia 3 - 2 y un triunfo frente a Chile 2 a 0; líder del grupo B con nueve puntos e invicto en este mundial. Pero México no era menos, segundo del grupo A con siete puntos, dos victorias y un empate, y también invicto en el torneo. A pesar de esos resultados, la historia en octavos de final era nueva y el conteo regresivo obliga a ganar o perder.
Las acciones del primer tiempo iniciaron y con el correr del tiempo mostraban igualdad de fuerzas. Al final de la primera parte la confianza era plena. Los jugadores mexicanos se mostraban seguros y por momentos dominantes de la situación y del tan temido Holanda que habían controlado en los primeros 45 minutos 0 a 0. 
En el estadio Castelao de Fortaleza, todo era alegría, en los jugadores mexicanos confianza y en los hogares, restaurantes, cantinas y centros de concentración de mexicanos en el país y en el mundo era de fiesta, misma que se afirmó con el gol de Giovanni Dos Santos al inicio de la segunda parte. "Gio" encontró espacio en la media luna para dar un giro y sacar un disparo que superó al portero Cillessen.
La amargura y la eliminación al final
Gio Do Santos y su golazo
Al renunciar México a seguir metiendo goles y entregar la media cancha a Holanda firmó su sentencia de muerte. Los holandeses asumieron la concesión y aumentaron la presión sobre el terreno mexicano hasta que el minuto 87' la olla express holandesa explotó. En el corazón del área, Sneijder recibe un pase de oro, y solo, fusiló a Memo Ochoa marcando el empate. El semblante mexicano mundial cambio radicalmente de felicidad extrema a tristeza y preocupación absoluta.
el clavado de Arjen Robben
Al final del tiempo reglamentario, Pedro Proença, el árbitro portugués, dio seis minutos de añadido por la hidratación y por los cambios. Tiempo perfecto aprovechado por Holanda. Al 92', un penal inventado por supuesta falta de Rafael Márquez sobre Arjen Robben y la ejecución de Huntelaar al cobrar, engañó a Memo Ochoa y mató todas las ilusiones y esperanzas del TRI y de millones de mexicanos que soñaban con los cuartos de final y el quinto partido mundialista. En cinco minutos, México estaba fuera y Holanda adentro al son del 2 a 1. La historia se repetía. La maldición de los octavos de final estaba de vuelta. Misma tristeza, mismo dolor, mismo resultado que lo que había ocurrido en Alemania 98 frente a Francia; lo mismo que había sucedido en 2006 ante Argentina, Pero ahora, se jugó mejor, se empezó ganando pero al final, los errores mataron al equipo mexicano y la historia de octavos de final no cambio. El TRI mexicano quedo eliminado. 
El partido terminó con la cara de decepción de muchos, con las lágrimas en los ojos de Miguel Layún y millones de aficionados y con el profundo dolor de la frustración en el pecho de todos. La amargura y tristeza fueron los premios de la derrota. México cayó de cara al sol  en un domingo en que los mariachis callaron.... Me voy!!! No olviden estamos en redes sociales en donde encontrarán mucho de México. www.facebook.com/PalpitarMexico  O si quieren escuchar por radio Palpitar México, la opción es sintonizar Actualidad  Mundial" el noticiero número uno en el sur de la Florida, martes y jueves a las 8:10 de la mañana por La Poderosa 670AM en el cuadrante radiofónico de Miami, FL. O http://www.la poderosa.com  para el mundo, sólo ajustando la diferencia de horarios.